image.jpeg

En los últimos 15 años much@s psicólog@s hemos dado mucha tralla con el tema de la psicología positiva. Prácticamente hemos creado una especie de “obligación de ser optimista”, de ser feliz, de disfrutar de la vida. Y aunque creo firmemente que podemos conseguir una vida alegre y estimulante la mayor parte del tiempo (puedes leer el post “Cómo vencer el pensamiento negativo”), hoy voy a romper una lanza a favor de los pesimistas. Sí, hoy voy a defender el derecho a verlo todo negro, a renegar de la vida, a que te duelan hasta las venas, a vivir en la noche más oscura. Así que si eres de esas personas que vive con una pesadumbre y regomeyo perenne, con las ganas de vivir en números rojos… hoy estoy de tu parte. Seguir leyendo