design-4

En la vida siempre hay un momento de reto en el que aprender cómo forjar amistades, alianzas o vínculos sociales. Vivir es un continuo movimiento, tarde o temprano nuestras circunstancias cambian de golpe y nos vemos abocados a enfrentar etapas de soledad. Muchas personas no estamos preparadas para afrontar la soledad y lejos de obtener el beneficio de crecimiento que nos aporta, buscamos mecanismos desesperados de escape, estrategias que alteran su naturaleza y la transforman en aislamiento, desesperanza, depresión o ansiedad. Entre otras cosas la soledad nos da la oportunidad de descubrir el efecto imán. El efecto imán es precisamente un aprendizaje que nos permite atraer personas a nuestra vida. ¿Cómo? A través del despertar de dones y talentos que permanecen dormidos en nuestro inconsciente. Capacidades que desconoces de ti mism@ y que los momentos de soledad te dan la oportunidad de descubrir. Vamos a ver algunas de ellas.

Seguir leyendo